Food, travel, craft, and much more...

L’Atelier de Gaztelur

L’Atelier de Gaztelur

Hace unas semanas tuvimos la oportunidad de visitar uno de los lugares más mágicos en los que hayamos estado hasta ahora. Gaztelur no es solo un museo, ni un restaurante, ni un recinto de eventos, ni una floristería, ni un anticuario sino que es una mezcla de todo esto hecho con un gusto exquisito y en un enclave excepcional, situado en el suroeste de Francia, a unos 15 minutos de Biarritz. El proyecto de decoración es obra de Marta de la Rica, hija del propietario del lugar.

Ya habíamos leído comentarios y recomendaciones en otros blogs y artículos de prensa y llevábamos tiempo deseando ir así que hicimos una reserva para comer en su restaurante, L’Atelier de Gaztelur. Su cocina está liderada por el chef Alexandre Bousquet y recientemente ha conseguido una estrella Michelin.

Al llegar a la finca, junto al aparcamiento, nos recibe un pequeño cobertizo que alberga un vehículo antiguo en perfecto estado junto con una gran cantidad de antigüedades, casi todas a la venta. Continuamos por el caminito que lleva a la casa y al entrar lo primero que encontramos es una pequeña floristería que parece sacada de una película de Disney. Todo precioso y con un aspecto rústico muy acogedor.

Pasamos al restaurante y nos sientan en la zona acristalada del salón, con unas vistas espléndidas al jardín de la casa. Nosotros pedimos el menú del día que cuesta 38€ y consta de primer plato, segundo, postre y café acompañado con pastelitos. No incluye la bebida, pero por 50€ tenéis la opción de agregar 2 copas de vino al menú del día. Además de este menú del día también tenéis la opción de optar por tres menús degustación que van desde los 75€ a los 115€, sin bebida.

La comida está muy a la altura del sitio y del precio y no defrauda en absoluto. En general es cocina francesa con técnicas muy bien ejecutadas y sabores no demasiado intensos pero muy ricos.

Al terminar de comer, pasamos de nuevo por la floristería y la chica, encantadora y muy amable, se ofreció a enseñarnos la casa. Nos enseñaron todos los salones y habitaciones que se usan para eventos privados y bodas. Al igual que lo que habíamos visto hasta entonces, todo está decorado con un gusto exquisito.

También nos llevaron a una gran pérgola de cristal que tienen junto al pequeño huerto del que se abastece el restaurante.

Sin duda un lugar encantador que tenéis que agregar a vuestro “bucket list”.

 

Some weeks ago we had the opportunity to visit one of the most magical places we have ever been to. Gaztelur it’s not just a museum, or a restaurant, or a place to celebrate events, or a florist, or an antique shop, it’s just a combination of all of this done with an exquisite taste in an exceptional location in the south west of France, around 15 minutes from Biarritz. The decoration project was leaded by Marta de la Rica, daughter of the owner of the place.

We had read some comments and recommendations in other blogs and online press and we had been dreaming on visiting it for a while so we decided to make a reservation and have lunch at its restaurant, L’Atelier de Gaztelur. The kitchen is run by the chef Alexandre Bousquet and it has recently got a Michelin star.

After the arrival to the property, next to the parking lot, there is a very old car in perfect shape together with a large amount of antiques, most of them for sale. We keep walking on the beautiful pathway that takes us to the house and the first thing we find is a little florist setup that seems to be taken from a Disney movie. Everything is beautiful and has a very rustic and cozy look.

We finally get to the restaurant and our table is located in a room, near the windows, with a magnificent view to the garden. We chose to have the lunch menu, which costs 38€ and includes first course, main course, dessert, and coffee. It does not include any drink but you have the option to pay 50€ and get 2 glasses of wine with your meal. In addition to this lunch menu you can also go for the tasting menus that go from 75€ to 115€, without drinks.

I think that the food meets the expectations and does not disappoint at all. In general it is French cooking with very well executed techniques and flavours that are not very intense but really nice.

After having lunch, we went to the florist section and the lady, very nice and kind, offered to show us around the house. She showed us all the halls and rooms that are used for private events and weddings. Like the rest of the house, everything was decorated with an exquisite taste.

They also took us to a huge glass pergola located next to the a little kitchen garden from which the restaurants takes some of the fresh produce.

Without a doubt it’s a lovely place that you must add to your bucket list.


Related Posts

Galette de sarraceno | Buckwheat galette

Galette de sarraceno | Buckwheat galette

Uno de los tesoros culinarios que nos trajimos de una de nuestras visitas a Francia hace ya algunos años fue la galette. Por aquel entonces no sabíamos lo que era. Creíamos que todo eran crepes, dulces o salados, pero resulta que en bretaña llaman galettes […]

Galette de frutas | Fruit galette

Galette de frutas | Fruit galette

Como amantes de la cocina que somos nos gusta utilizar productos de temporada en la medida de lo posible. En verano nos encanta la gran variedad de fruta que hay, y una de nuestras favoritas es el albaricoque. Hace bastante tiempo que queríamos intentar hacer […]



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *