30 de octubre de 2013

Champiñones Portobello rellenos



Hay días en los que invitas a tus amigos a cenar a casa y ya has pensado en el súper plato con el que los vas a sorprender y, sobretodo, ese postre del que piensas que hablarán durante días. Bueno, no es para tanto, pero siempre es bueno fantasear y subirse un poco el autoestima jeje.
Vas al supermercado con la lista de cositas que necesitas y justo cuando crees que tienes toda la cena bajo control te encuentras con que no tienes ningún entrante!!! Ahhhh!!! entras en pánico y piensas, ¿llamo a mi amigo aquel que cocina muy bien y le pido un consejo? o ¿llamo a mi madre y le pido esa receta que nunca falla? o haces como nosotros y recurres a tu buen amigo Google e introduces en el buscador literalmente "entrantes fáciles" y entonces es ahí cuando te colapsas ya que son miles y cientos las recetas que aparecen, y cada cual más complicada. O al menos a primera vista así lo parece.
Así que se nos ocurrió la súper idea que no nos podía fallar; muy confiados nos dirigimos a la web de Martha Stewart y buscamos en la sección de entrantes. Y es que nos encanta esa página, tiene tantas ideas y todas con unas fotos tan preciosas y cuidadas que se hace muy fácil visualizar los resultados. Entonces encontramos estos champiñones y nos aventuramos a hacerlos, se veían bastante simples, pero con una combinación de ingredientes muy buena.
Llegamos a casa y los preparamos cruzando los dedos para que estuvieran ricos y la gran sorpresa fue que cuando los pusimos en la mesa no hubo otra expresión más que Mmmm...de verdad fue toda una sorpresa y además muy fácil!! No se puede pedir más!! Es por eso que hoy quisimos dedicarle una entrada en nuestro blog.
En la receta original no se especifica el tipo de champiñón, pero a nosotros nos encantan los Portobello, ya que tienen un sabor muy característico y una textura suave.


Ingredientes:
  • 12 champiñones Portobello medianos (calculad unos 2 por persona)
  • 2 rebanadas de pan de molde blanco
  • 130g de queso de cabra (el que viene en rollito)
  • Perejil picado al gusto
  • 1/2 diente de ajo
  • Sal y pimienta (una pizca)
  • Aceite de oliva para engrasar la bandeja de horno

Procedimiento:
  1. Precalentamos el horno a 220º 
  2. Colocamos el pan y el ajo en un procesador de alimentos y trituramos hasta que se hagan migas. Reservamos un poco para decorar al final.
  3. Con las migas restantes aun en el procesador agregamos el queso, el perejil, la sal y la pimienta y mezclamos todo hasta obtener una pasta homogénea.
  4. Ahora con un papel de cocina ligeramente húmedo limpiamos los restos de tierra que hay en los champiñones y con mucho mimo les quitamos los tronquitos para que se forme como un pequeño huequito para rellenarlos.
  5. Rellenamos con la pasta de queso y los colocamos en una bandeja o molde para el horno, previamente engrasado y colocamos encima de nuestros champiñones el resto de migas que habíamos reservado.
  6. Horneamos de 15 a 20 minutos hasta que el pan se torne dorado.


22 de octubre de 2013

Especial Halloween: fantasmitas de merengue y Oreo


Aunque no somos muy fans de esta fiesta, quisimos hacer nuestra aportación para daros ideas. Sobre todo si tenéis peques en casa es una manera de compartir un lindo rato en la cocina.
La idea de los fantasmitas la habíamos visto hace un tiempo navegando por internet y nos pareció una manera muy fácil e inocente de interpretar la idea central de este día, además de que son súper tiernos.
Para esta receta utilizamos una fórmula para hacer merengue que ya habíamos utilizado en otra ocasión porque sabe riquísima y queda bastante consistente, por lo que hay poco riesgo de que se baje fácilmente.
Queremos aclarar que esta vez comenzamos la receta con claras de huevo pasteurizadas de las que venden envasadas en el súper y cuando comenzamos a batirlo y pasaron unos minutos no nos montó. Lo intentamos una segunda vez esta vez midiendo detenidamente cada ingrediente, (no sería la primera vez que este par de despistados olvidan echar algo) pusimos en marcha la batidora y nos quedamos mirando como tontos cómo daba vuelta la varilla...y así 4 minutos. Y nada!!! segundo intento fallido!! Así que nos fuimos directos a la nevera y sacamos nuestros queridos y tradicionales huevos y los separamos cuidadosamente con las manos, esta vez tenía que funcionar! Agregamos todos los ingredientes de nuevo y comenzamos a batir y a partir del minuto 1 mágicamente comenzó a montar!! Inmediatamente se nos puso cara de felicidad, aunque no sabemos exactamente por qué con esta receta no funcionan las claras pasteurizadas de bote, que hemos usado antes sin problemas para otras recetas. Así que para que no os pase lo mismo recomendamos utilizar las claras de huevo de toda la vida, eso sí, bien separaditas.
Nosotros decidimos colocar los merengues sobre galletas Oreo, que gustan a casi todos los niños, pero podéis utilizar la base que más os guste.




Ingredientes:
  • 1 3/4 tazas de azúcar
  • 1/4 taza de agua
  • 3 claras de huevo
  • 1/4 cucharadita de cremor tártaro
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla (opcional)
  • Galletas Oreo o similar
  • Unos trozos de chocolate negro 

Preparación:
  1. En un bowl metálico o de cristal vertemos el azúcar, el agua, las claras y el cremor tártaro.
  2. Con la ayuda de una batidora de varillas batimos durante un minuto hasta que esté ligeramente espumoso.
  3. Colocamos el bowl al baño María y batimos durante unos 10 minutos, hasta formar picos y quede una mezcla bastante densa.
  4. Retiramos del fuego, agregamos los extractos y seguimos batiendo hasta que se enfríe casi por completo.
  5. Una vez frío, y con la ayuda de una manga pastelera, hacemos los fantasmas de merengue sobre un trozo de papel de horno
  6. Horneamos los merengues durante una hora a 100ºC (212ºF). Pasado este tiempo sacamos del horno y dejamos enfriar.
  7. Mientras tanto, colocamos el chocolate en un bowl y derretimos al baño María. Para ello ponemos el bowl sobre un cacillo con agua hirviendo, sin que éste toque el agua. Removemos hasta que esté líquido y brillante. Retiramos y dejamos enfriar ligeramente. 
  8. Con la ayuda de un palillo de dientes mojamos la punta con chocolate y hacemos dos puntitos en los merengues, a modo de ojos. Ya van cogiendo forma nuestros fantasmitas.
  9. Sólo queda poner un poco de chocolate derretido sobre las galletas Oreo e ir colocando los fantasmitas de merengue sobre éstas.

15 de octubre de 2013

Crema de calabaza y batata


Hace unos días regresamos de viaje y nos seguía acompañando el calor, por lo que inspiración para nuestro siguiente post era algo escasa. No teníamos claro qué presentaros, pero justo la semana pasada comenzó el frío y poco a poco los árboles se han ido tiñendo de amarillo. Entonces la inspiración llegó por sí sola. No sé si muchos de vosotros coincidiréis conmigo pero el otoño tiene este aire mágico con un toque nostálgico que nos encanta, y poco a poco conforme el frío se va asentando nos apetecen cosas más calentitas y con otro tipos de ingredientes. Esta receta la preparamos hace unos días pero cuando la probamos nos pareció un poco insípida, así que en nuestra segunda preparación ajustamos algunos ingredientes y el resultado nos gustó mucho, incluso pensamos que puede venir bien para los que celebráis el día de acción de gracias o "Thanksgiving" y también para la cena de navidad como entrante, en forma de crema o de sopa os quedará genial.


Ingredientes:
  • 3 Batatas medianas
  • 350 gramos de calabaza 
  • 1/2 cebolla
  • 3 cucharaditas de canela
  • 2 cucharaditas de miel
  • 1 cucharadita de mantequilla
  • 1 taza de un buen caldo o 2 dependiendo del espesor que queráis darle
  • 1/2 taza de leche
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta
  • Lascas de queso parmesano para decorar (opcional)*

Procedimiento:
  1. En una bandeja de horno o fuente colocamos la batata y la calabaza ambas con piel, lavadas y cortaditas en cubos más o menos del mismo tamaño para que se cocinen a la vez. Agregamos la cebolla troceada, la canela, la miel, un chorro de aceite, la sal y la pimienta. Removemos un poco y metemos al horno aproximadamente 30 minutos o hasta que estén tiernas a una temperatura de 250, removiendo de vez en cuando.
  2. Una vez cocinadas la calabaza y la batata, agregamos todo en una batidora o licuadora junto con la mantequilla, la leche y el caldo. Si no tenéis caldo podéis utilizar agua, os quedará más suave, pero el resultado es igualmente bueno.  
  3. Una vez conseguida la consistencia que deseamos, verificamos de sal y pimienta y listo. Ya tenemos nuestra deliciosa crema.

2 de octubre de 2013

Luna de miel + clases de cocina.

Hola a todos de nuevo, antes que nada queríamos pediros disculpas por nuestra ausencia. No os imagináis el sentimiento de culpabilidad tan grande que nos acompañó durante todo este tiempo y es que de verdad sentimos que os merecéis una explicación, así que vamos a empezar... recordáis que en una ocasión os mencionamos que teníamos algo muy especial entre manos, pues era nada más y nada menos que nuestra boda, sí sí, que nos hemos casado hace unos días y todavía no salimos del asombro y del estrés que nos acusaba día y noche. Así que para aliviar tantos de meses de trabajo y relajarnos un poco, pusimos rumbo a nuevos destinos. 
Para nuestra luna de miel elegimos Hong Kong y Tailandia y una de las razones principales era para saborear y descubrir la comida asiática en su lugar de origen y su cultura milenaria. Nuestra primera parada Hong Kong, un lugar lleno de vida y muchas pero que muchas opciones de dim sum, que son unos pequeños bocaditos variados que inundan la ciudad desde el desayuno hasta la hora del té, reuniendo a miles de personas en sus variados y curiosos restaurantes. Tuvimos la oportunidad de tomar el té con una familia hongkonesa y realmente fue una experiencia que nos sirvió muchísimo para entender más a fondo sus costumbres y tradiciones.  

En el collage de arriba os dejamos una selección de fotos de dim sum y un pastelito muy famoso llamado "moon cake", tradicional en esta época para celebrar la luna llena más grande del año.

En nuestro último día en Hong Kong tuvimos la oportunidad de ir a almorzar a una famosa cadena de restaurantes chinos en la que cuidan con detalle la preparación de todos sus platos, así que no dudamos en asomarnos en su cocina y tomar alguna que otra foto de su impresionante cadena de producción de dumplings.


Una vez empapados de la cultura de Hong Kong nos pusimos rumbo a nuestro segundo destino, Tailandia. Nada más llegar decidimos ir a un famoso mercado que tiene lugar en Bangkok todos los fines de semana, Chatuchak, encontrándonos una explosión de colores y sabores insuperables. Con una variedad de infinita de verduras, frutas, souvenirs y cientos de puestecitos de comida, en nuestra opinión es uno de los mejores mercados de Bangkok, si no el mejor.


Algunos días después, ya más familiarizados con sus comidas, nos animamos a tomar nuestra deseada clase de cocina, definitivamente este punto ocupa nuestro primer lugar en la lista de cosas favoritas de nuestro viaje. 

Reservamos dos plazas en la escuela de cocina tailandesa Silom, un lugar precioso, con una decoración muy cuidada y llena de aromas sorprendentes producto de todos los tesoros culinarios que guardan en su interior. 


Estos son los platos que preparamos en nuestra clase, Pad Thai (fideos de arroz con gambas), Tom Yum Goong (sopa de leche de coco con gambas) y Gaeng Kiew Wan Gai ( Curry verde con pollo). Un auténtico regalo para los sentidos, y es que la cocina Tailandesa tiene tantos aromas y equilibro dulce/salado en sus platos que hace de ella una comida muy gustosa y fácil de comer. Tanto es así que está valorada como una de las mejores gastronomías del mundo y nosotros damos fe de ello. 


Otros mercados con una gran variedad en alimentos cocinados de manera Satay.


Posiblemente lo segundo en nuestra lista sea esta sección. Como ya es bien sabido, en Tailandia y otros países asiáticos, así como en América se suele cocinar con coco en todas sus versiones, pero concretamente la manera de preparar el helado de coco en Tailandia nos resultó algo adictivo. De hecho empezábamos a comer helados desde la mañana, y a lo largo del día repetíamos en casi todos los puestos que veíamos. Una delicia!!!


Estas son algunas de nuestras aventuras culinarias y fotos, esperadnos pronto con una nueva receta.


Paperblog