23 de mayo de 2013

Cottage pie


Definitivamente esta primavera nos está castigando...Vale, vale, quizá estemos exagerando un poquito pero no podemos ocultar que a estas alturas ya estamos un poco ansiosos de sol y calor. Estas últimas semanas han sido algo frías por Madrid, y es que hace dos semanas, cuando pensábamos que había llegado la primavera para quedarse y encantarnos con sus dulces y cálidos días, sucedió completamente lo contrario. Al finalizar el día nos encontramos tranquilamente en el sofá mirando las noticias cuando llega la única sección a la que realmente prestamos atención (seguro que a muchos de vosotros os pasa lo mismo), el "tiempo", y para colmo escuchamos esas predicciones que nos chafan el fin de semana y toda expectativa de verano. Entonces es cuando Iván salta con alguno de sus dichos populares "en abril, aguas mil" o "hasta el cuarenta de mayo no te quites el sayo" (ver sayo aquí), y yo lo miro con cara de "como digas alguno más te dejo de hablar el resto del día". Y es que vaya depresión hemos cogido con la vuelta del frío, pero bueno, para contrarrestarlo hemos hecho una comida muy propia de invierno, aunque para ser sinceros también nos apetecia un montón.

El cottage pie es una de esas comidas que los anglosajones suelen llamar "comfort food". Es algo así como una comida que cuando la pruebas tu estómago se pone en modo "carita feliz" =) y todos tus sentidos se sienten como en la casita de tu abuela, con ese sentimiento de calidez insuperable. Y es que estamos convencidos de que algunas comidas o sabores tienen ese poder, y cuando te pasa es simplemente maravilloso. Y es así como podemos describir nuestra receta de hoy, una comidita perfecta para el alma y para estos últimos días de frío.

La diferencia entre el cottage pie y el shepherd's pie es simplemente la carne que se use para prepararlo.  El primero se realiza con carne de ternera picada y el segundo con carne de cordero picada. Nosotros lo hemos hecho con carne de ternera porque fue la primera que encontramos en el supermercado, pero cualquiera de las dos variedades es deliciosa, solo tendríamos que cambiar una carne por la otra y listo! Todo solucionado.

Ambos platos son tradicionales británicos y muy famosos sobre todo en los pub's, donde suelen acompañarlo de una cerveza. Alrededor del mundo existen variantes en los que incluyen algunos vegetales y hasta huevo duro, pero lo cierto es que sea como sea las patatas y la carne forman un matrimonio perfecto!

Ingredientes (para 4 personas):
  • 4 patatas medianas
  • 1 huevo
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • Queso parmesano
  • 1 chorrito de leche (opcional)
  • 2 zanahorias
  • 1 cebolla
  • Salsa worcestershire
  • Romero al gusto
  • 1 diente de ajo
  • 2 cucharadas de pasta de tomate
  • 1/4 taza de vino tinto
  • 1/2 taza de caldo de pollo
  • 500g de carne de ternera picada
  • Sal
  • Pimienta
Procedimiento:
  1. Comenzamos rallando nuestros vegetales, la zanahoria, la cebolla y el ajo, reservamos.
  2. En una sartén con un poquito de aceite de oliva comenzamos a sofreír la carne, removiendo enérgicamente para evitar que suelte agua en exceso, y agregamos el romero y los vegetales  rallados y removemos hasta que se integren por completo.
  3. Seguidamente agregamos la pasta de tomate y algunas gotas de salsa worcestershire (al gusto) y seguimos removiendo un poco más hasta conseguir que todos los ingredientes formen una mezcla homogénea.
  4. Ahora agregamos el vino y dejamos que reduzca al máximo para luego agregar el caldo de pollo y volver a reducir. En caso de que quede muy caldoso podemos dejarlo reducir un poco más. Ajustamos de sal y pimienta y reservamos.
  5. Por otro lado pelamos y ponemos a cocer las patatas en abundante agua hirviendo.
  6. Cuando estén cocidas las machacamos en un bowl con la mantequilla, el queso parmesano y un chorrito de leche que también podríamos sustituir por un poco del agua donde se cocieron las patatas.
  7. Cuando el puré de patata haya enfriado un poco le agregamos el huevo y removemos hasta incorporar.
  8. Para montar el plato podemos utilizar un pyrex grande o varios recipientes individuales para horno. Para ello colocamos la mezcla de carne en el recipiente y extendemos. Encima de la carne agregaremos el puré de patatas extendiéndolo bien con una espátula.
  9. Rematamos con un poquito más de queso parmesano y los metemos al horno durante unos 20 minutos a 220ºC (428ºF).




2 comentarios:

  1. No puedes imaginarte lo mucho que me gusta el cottage pie, es lo que más pedía en los pubs. Tengo que hacerlo ya, aunque luego empiece a sudar por tan contundente comida! Te ha quedado de infarto
    un besito
    Angi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Angi!!
      La verdad es que está riquísimo.
      Tenemos que probar el shepperd's pie, con cordero, pero supongo que estará igualmente delicioso.
      Hay que darse prisa antes de que entre el calor... jeje
      Un abrazo!

      pimientadulce

      Eliminar

Paperblog